31.5.13

Hay cosas que no se eligen

Anoche fue una noche de reflexiones; de darnos cuenta de todo lo que tenemos, de todo lo que nos rodea.
¿Por que nunca valoramos eso?
No nos damos cuenta y que cuando nos falte nos sentiremos muy muy vacíos. Una familia que nos quiere, unas  amigas que nos apoyan en todo, la posibilidad de estudiar.
¿Sabeis como se siente una persona que el día que se gradúa no tiene a su lado a sus padres?
¿Sabeis que es sentir que un familiar está enfermo y no poder remediarlo?
¿Sabeis lo que es no sentirse amada?
¿Sabeis lo que es que no te apoyen para estudiar, para conseguir tus objetivos, para llegar a algo en esta vida?
¿Sentir que tu madre o tu padre no te quieren?
¿Sentir envidias?
¿Que sea tu cumpleaños y que no tengas con quien celebrarlo?

Por suerte, ninguna de estas cosas me ocurre a mi, pero esto les pasa a muchas personas. Personas que tienen que ser fuertes, que tienen que hacerse ellos mismos de padre y madre, personas que han de luchar día a día.


9.5.13

Llegó el momento de cerrar un capítulo para abrir otro.
Es difícil, lo sé, pero hay que ser valiente y afrontar la vida como venga. Y tú no has venido a mi mas que dos veces contadas y al parecer por equivocación.


Os dejo un fragmento de un texto escrito por Risto Mejide que podeis encontrar aquí 

http://ristomejide.com/2009/03/01/pension-compleja/

"Tampoco acaba de funcionarme bien la lavadora. Hay cosas del pasado que necesitarán más de un lavado, es inevitable. Y hay cosas del futuro que, como es normal, se acabarán gastando de tanto lavarlas. La recomendación, ensuciarse a su ritmo y en su grado justo. Eso sí, no te preocupes por lo que pase con las sábanas, que las mías lo aguantan todo."