9.11.13

El peor recuerdo

     Parece un día genial. Pero no lo es. Somos tres, y el paisaje es precioso. El agua está congelada, pero este sitio me encanta. Será porque me recuerda tanto a Él.
La primera vez que quedamos me trajo aquí. Aunque ha pasado un año ya, los recuerdos siguen en el mismo lugar.
      No se que nos empuja exactamente a tomar esta decisión, pero saltamos. Nos precipitamos hacia el vacío sin haber pensado siquiera en las consecuencias que tendrá nuestro acto.
Y me encuentro en mi peor pesadilla; atrapada en una cascada con un remolino que no deja que salga. Y lo peor de todo es que no estoy sola, he empujado a alguien más a saltar conmigo. Estamos muy cerca, de la muerte. 
Pienso que lo más importante es que la persona que está a mi lado salga de este ciclón. Es más pequeña y se suponía que teníamos que cuidar de ella. 
Nada con todas sus fuerzas y, tras un enérgico empujón por mi parte, consigue salir.
Siento una alegría descomunal. Ya que si voy a morir, al menos mi conciencia estará tranquila.
Comienzo a ahogarme de nuevo. Lucho por salir, pero cada vez se me hace mas costoso. Empiezo a pensar que esto es el final. Pienso en mis padres, en mis amigos, y en Él, que me enseñó este magnífico lugar , y que no me avisó de su peligro, y por su culpa estoy aquí, atrapada. Le odio.
Alguien desde arriba de la roca de la que acabo de saltar grita descompuesto, siente impotencia, pues sabe que no puede hacer nada más para ayudarme que animarme a que continúe intentándolo. Y eso hace.
No se cuanto tiempo pasa, yo me esfuerzo, pero cada vez que lo hago la corriente termina atrayéndome hacia ella. Pienso en desistir, no puedo más, el agotamiento me puede. Lo he intentado, lo juro. Murmuro algo como "diles a mis padres que lo siento". Solo me queda una oportunidad, la última. Y ante el cansancio, aparece algo que nunca había percibido; mi cuerpo va solo y la adrenalina hace que emplee todas mis fuerzas. Comienzo a notar que salgo, la corriente ya no me atrapa, sino me empuja. Lo he conseguido.



    Intento aprender algo de esta experiencia, y me quedo con que incluso las cosas más bonitas tienen un punto peligroso. Tal vez nos dejamos llevar por su apariencia, y no pensamos en el riesgo, y esto es algo que se puede aplicar a muchas cosas en la vida. Él parecía perfecto, pero puedo afirmar con total rotundidad que solo se trataba de una percepción equivocada.

12 comentarios:

  1. Hola guapii! lo primero de todo es que no encuentro lo de los seguidores para poder seguirte. Después esta entrada te la puedes tomar de muchas formas la verdad que esto que has escrito tiene o me parece que tiene muchos significados. No podemos fiarnos de algo por el aspecto que tiene, el peligro siempre va detrás de algo incluso detrás nuestro. Si esto te paso de verdad me alegro que consiguieras salir del remolino, me imagino la situación vaya pedazo de susto dios.

    un besazooo♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has entendido a la perfección lo que quería expresar, jaja!
      Pues si, esto me pasó hace tres veranos, y lo recuerdo como si el tiempo no hubiera pasado.
      Un besito guapa

      Eliminar
  2. Las apariencias engañan.
    Me alegra que salieras sana y salva.
    Un besote!^^

    ResponderEliminar
  3. hola preciosa! yo te lo explico vas al escritorio de blogg, diseño, añadir gadget, mas gadgets, seguidores y echoo cualquier cosita envíame un gmail y te ayudo. (infiniito.13@gmail.com) un besitoooo♥

    ResponderEliminar
  4. Hay personas que nos hacen sentir que estamos atrapados en una relación que nos agobia, que nos causa dolor...pero se puede lograr salir adelante, solo hay intentar e intentar, no darse por vencido jamás...
    Muy simbólico tu sueño...
    Aveces necesitamos dejar que nos engañen...
    Bendiciones...

    ResponderEliminar
  5. Nada es en vano, la verdad fue muy peligroso, y como lo contas debe haber sido muy feo en el momento, todo nos sirve para aprender siempre, animos! mucha luz!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que si, pero bueno de todo se aprende!
      Besos

      Eliminar
  6. De todo se aprende. Una vez que se sale adelante, como con todo en la vida. Me encanto tu blog. Pasate cuando quieras por el mio. Un besito =)

    ResponderEliminar
  7. Gran metáfora de la vida. A veces creemos que está todo perdido, que no podemos más, que nos hundimos irremediablemente en la oscuridad y que nada conseguirá que salgamos adelante. Pero entonces, algo en ti se pone en marcha, como un mecanismo de supervivencia, un "click", algo que hace que demos el último salto para salir a la luz y conseguirlo.

    Un besito, gracias por haberte pasado :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente así es como sucedió, ese "click" del que hablas, un besito y gracias a ti :)

      Eliminar