13.3.14

¿Qué te hace grande?


Cuando tienes un recuerdo así en la memoria, 
es difícil no pensar en el noche tras noche. 
Por eso yo lo escribo, 
y así parece que me libero de tal pensamiento. 



Aunque era un día de verano, las nubes encapotaban la ciudad condal y el calor no era tan intenso. 
Hoy no vamos a la playa, pensé al despertarme. 
Y no, efectivamente aquel no era un día para ir a la playa; o eso me demostraron las sonrisas entrecortadas en la cocina, aquellas miradas que invadían nuestro hogar. ¿Qué pasa? Es todo tan extraño.
Tardé poco en contagiarme de aquel sentimiento de tristeza que nos acosaba de nuevo.
Y a la tarde volvimos al lugar que recuerdos tan negativos guardaban. 
Él estaba sentado a mi lado, entre tanta muchedumbre y su mano con fuerza apretando la mía me transmitía aquel calor tan necesario en esos momentos. 

Por mi parte, conocía a la persona que se había ido, a sus hijos y nietos, pero no en aquella situación donde las lagrimas invadían sin pudor aquellos ojos descritos únicamente por un adjetivo: vida.
Y era irónico como aquel hombre se situaba en frente nuestra, con palabras de calma y ánimo, que poco podían hacer frente a tal desconsuelo.
Y mientras, pensaba que tal vez egoísta de mi, quería congelar el tiempo. Que no tuviera que ser yo la que estaba sentada en primera fila con el corazón encogido porque él se va. 

Entonces era yo quien le apretaba con fuerza, para sentir que estaba a mi lado y que nada cambiaría, no por ahora. No me sueltes la mano, no ahora, papá. 




Y fue en ese instante cuando aprendí que despedirse de las personas que queremos es algo tan importante como necesario, pues no sabemos si se irán sin previo aviso. 
Por esa razón, comencé a valorar las miles de cosas que hacen por nosotros, día a día.¿Como agradecer a quién te hace grande?

31 comentarios:

  1. Jo que preciosidad, te pone los pelos de punta, muchisimo animo y besitos ^^

    ResponderEliminar
  2. Demoré en pasar, pero aca estoy, te sigo.
    Me gustó lo que escribiste, aunque es muy triste, te sabes expresar bien!!
    Saludoss :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bru :)
      Todo en la vida no puede ser positivo
      Un beso

      Eliminar
  3. ¡GENIAL!
    Creo que comprendo a la perfección ese momento que describes. Es simplemente perfecto, de verdad.
    Enhorabuena.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Miguel!
      Siempre me comprendes :)
      Un besazo

      Eliminar
  4. No sé qué decir! Bueno sí, que las despedidas no me gustan, sean cómo sean. Y duelen. Son fechas que no quiero ni recordar. Días borrados.
    He perdido ya a demasido gente querida. La mayoría se fue de sorpresa, pero no fue eso lo que me dolió sino la separación en sí.
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las despedidas siempre duelen, pero hay que intentar estar preparados.
      Un besazo Ohma, gracias por pasar
      :)

      Eliminar
  5. Debemos aprender a despedirnos, pero yo creo que a nadie nos gustan las despedidas por todo lo que implican, lagrimas, tristeza, desconsuelo, soledad... Odio las despedidas, y aunque a veces sea necesario, siempre he preferido decir ''hasta luego'' en vez de ''adiós''. Por otro lado las palabras, los sentimientos que describes, tu forma de escribir, perfecto, de verdad. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!
      Muchas veces decimos hasta luego para auto convencernos, es la única manera de poder seguir adelante.
      Un besazo

      Eliminar
  6. Las despedidas son necesarias porque, si no el sentimiento de culpa es demasiado grande.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tienes toda la razón, Lau.
      Un besito

      Eliminar
  7. Me ha gustado mucho. Te sigo por que creo que tienes cosas interesantes que leer. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado, Mar.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Hola, me conmovio mucho tu entrada, es tan dificil vivir esos momentos... es tan dificil despedirse de alguien a quien queremos.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente son momentos difíciles, pero hay que enfrentarse a ellos.
      Un besito Sophie!!

      Eliminar
  9. Me has hecho plantearme algunas cosas.
    Fascinante.

    ResponderEliminar
  10. Tu entrada es hermosa, escribís de una manera muy especial, estas situaciones suceden en la vida de todos y sin embargo nunca nos encontramos preparados para afrontarlas, mucha suerte!
    http://iwantliberty.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón Milagros, en cuento pueda me paso por tu blog, un saludo :)

      Eliminar
  11. Te he devuelto la visita y me alegro mucho de haberlo hecho. Bonito blog y lo importante, la entrada, el trasfondo es triste pero muy real, hay que saber despedirse y saber afrontar esas despedidas. Y tambien, como bien dices aprender a valorar cada momento con aquellas personas que aportan felicidad a tu dia a dia, pues al final lo que queda es siempre eso.
    Un beso:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste mi blog, la verdad es que creo que tu reflexión es del todo acertada, al final siempre nos quedan las personas que nos aportan felicidad,
      un abrazo, y gracias por comentar :)

      Eliminar
  12. Me ha gustado lo que has escrito. Muy lindo.

    Saludos desde el oeste del planeta

    ResponderEliminar
  13. Hermosa entrada <3 Es verdad, las cosas que nos llevamos de las personas es lo que nos vuelve grandes. Todo eso que logramos aferrar del otro a nosotros, que nos hace ser mejores personas.
    Besos.

    Pau.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. -exactamente, Pau.
      Aprender de quien nos rodea es volvernos grandes, y creo que tú lo sabes bien :)
      Un abrazoo

      Eliminar
  14. ¿Cómo agradecer a quien te hace grande? Yo te doy mil gracias por estar siempre a mi lado¡
    Día tras día te superas como persona, como amiga y como escritora.
    Sigue así y llegarás muy lejos, lo sé.

    María C, ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María, vosotras me enseñais que como dicen, sin una dirección jamás se encuentra sentido a nada :)

      Eliminar
  15. Si te digo que estoy llorando como una tonta ¿Me crees?
    Hoy estaba pensando justamente en eso... En las despedidas, en no volver a ver jamás a una persona en ese sentimiento de vacío. Ni si quiera sientes dolor, ni tristeza, si no vació como si te hubieran arrebatado una parte de ti... EN FIN, UNA GRAN ENTRADA SI SEÑORA.
    ¡SE MUY FELIZ! :):)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que mona eres Blanca!
      La verdad es que antes de publicarlo, se lo enseñé a una amiga y también empezó a llorar.
      Supongo que transmite el sentimiento que pretendía... Ese vacío y el encontrar la soledad que te queda cuando alguien importante se va.
      ¡Muchas gracias por el comentario, un besazo y espero que todo vaya genial :)!

      Eliminar
  16. Oh, me ha enternecido muchísimo, en serio.
    Son ese tipo de cosas que ni tan siquiera solemos escribir nunca. Patéticamente nos centramos a lo mejor en otras cosas no tan importantes, sin pararnos a pensar quienes han estado ahí siempre, quienes nos hacen grandes. Tenemos que hacérselo saber cada día.
    <3

    Miss Carrousel

    ResponderEliminar