15.4.14

Cristales


 Y ella tan tranquila sin saber lo que venía, tan ingenua e inocente, pensaba que era plenamente feliz cuando ni siquiera era capaz de rozar tal sentimiento.

Entonces llegó  Él, un encuentro entre dos corazones que llegaron a hacerse inseparables. Un choque fortuito entre dos almas en el que ni la razón ni el sentido podían hacer frente, en el que la guía eran los impulsos, y en el que no había manual escrito en la faz de la tierra que pudiera dar consejo u orientación a tal sentimiento.

 Una unión tan fuerte que no se ha creado arma capaz de destruirla; un choque tan desconocido que no fuimos capaces ni de darnos cuenta de lo que sucedía hasta que nos vimos destrozados, como pura chatarra en el desguace o como se rompen los cristales al lanzarlos al vacío.

 Y es que olvidamos que los choques duelen, que queman, que amargan...lo olvidamos justo en el momento en el que nuestro tren ya había salido y no había manera humana de pararlo.







Os dejo también este texto que escribimos las dos para La Tinta Vino 
http://latintavino.blogspot.com.es/2014/04/estrella-invitada-anticiclon.html

20 comentarios:

  1. Hermosas palabras que cuentan sobre el amor entre dos personas!

    besos

    ResponderEliminar
  2. Increibles palabras :') besitos sigue asii !!

    http://thisismomentoftruth.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Pues es precioso, y mira que yo nunca he sido de hablar de amor...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuanto me alegro de que te haya gustado Pauli!
      un besazo :)

      Eliminar
  4. Hermoso y cierto... a veces dos fuegos tan grandes provocan un incendio imposible de apagar, y su consecuente caos. Quizás hay que darle tiempo al tiempo y esperar que ambos estén más tranquilos.
    Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  5. Y es que lo peor no es el choque sino sobrevivir a la colisión...
    un besoo!

    ResponderEliminar
  6. Desconozco al creador o creadora de esta maravilla, pero ahora me paso por su sitio.
    Hay caminos que están destinados a cruzarse ¿no?
    Quería agradecerte (una vez más) que me sigas comentando. Me animas tanto...
    Respecto a Italia, aún desconozco ''cómo es la gente de allí'', ciertamente el grupo de chicos y chicas que nos tocó han sido realmente simpáticos aquí, muy educados sobre todo, y muy conformes. Pero sin duda a la vuelta de mi viaje podré contarte más acerca de mi experiencia. Me voy el 28 y vuelvo el 7 de Mayo. Para cualquier cosa si quieres te dejo mi e-mail albordedetucama@hotmail.com
    Coleccionando margaritas en http://albordedetucama.blogspot.com.es/
    M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que tengo una fantástica escritora como amiga :)
      Gracias a ti, M, tus comentarios siempre me animan a continuar escribiendo.
      ¡Qué ganas de que vuelvas y cuentes tu experiencia, yo estoy un poco nerviosa y aun falta tiempo! jaja
      Si me surge alguna duda concreta te escribo.
      Un besazo!
      Disfruta

      Eliminar
  7. Hola, querida.
    He leídos algunas de las publicaciones en este blog y veo que tienes potencial. Si estás interesada en publicar tu novela, cuento o historia: somos la editorial para ti♥.
    [ http://www.monarcaediciones.blogspot.com/p/ser-monarca.html ]

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias!
      Lo tendré en cuenta.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Precioso texto, y lo peor de todo es la certeza de sus palabras. Todos creemos que nuestra historia de amor es interminable, especial e inexplicable, pero al final, solemos estar predestinados al mismo final...
    Besos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solemos estar predestinados al mismo final...
      Qué cierto
      Un abrazo!

      Eliminar
  9. En ocasiones, aunque esa colisión te haga daño, si te hace sentir algo bueno, es que ha valido realmente la pena.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que la vida está para vivirla, ¿no es así?
      Un besazo

      Eliminar